the order of the silver phenix

Sombras y Plata: Revelando el secreto de los Caballeros

Escrito por: Teruel hoy

|

|

Hora de leer 4 min

Capítulo 8: El encuentro con los Caballeros del Fénix de Plata

Mientras Diego y Aisha continuaban su viaje hacia Rubielos, su camino convergió en un encuentro inesperado pero fortuito. Un batallón de los Caballeros del Fénix Plateado, vestidos con su distintiva armadura plateada adornada con el emblema del fénix, apareció en el horizonte, cabalgando hacia ellos con un sentido de propósito. 


Caballero comandante: (levantando la mano a modo de saludo) "¡Salve, viajeros! Hemos oído hablar de vuestra hazaña. El rescate del nieto del patriarca ha llegado a nuestros oídos". 


Diego y Aisha, sorprendidos por este encuentro, intercambiaron miradas antes de dirigirse al comandante. 


Diego: "Hicimos lo que cualquiera habría hecho en nuestro lugar. Nos alegra que el niño esté a salvo". 

Aisha: "Fue una suerte que estuviéramos allí en el momento adecuado". 


El Caballero Comandante desmontó, su expresión era de sincera gratitud.


Caballero comandante: "Tus acciones han hecho más de lo que crees. El clan gitano al que ayudaste ha sido de gran importancia para nuestra orden. Son nuestros ojos y oídos en lugares a los que no podemos llegar. Tu acción ha fortalecido un vínculo invaluable". 


Diego: (con curiosidad) "En realidad estamos en camino a buscar su pedido en Rubielos. Hemos escuchado historias de su sabiduría y queríamos aprender más". 


El comandante los miró con un nuevo respeto y asintió en señal de comprensión. 


Caballero comandante: “Tu viaje ya ha demostrado tu valía. Es raro encontrar personas que actúen con tanta valentía y desinterés. Eres bienvenido entre nosotros. Ven, te escoltaremos hasta Rubielos”.

Cuando las puertas de la fortaleza de los Caballeros del Fénix Plateado se abrieron con un chirrido, revelando una fortaleza que parecía susurrar secretos antiguos y hazañas nobles, Diego y Aisha entraron en un mundo que trascendía lo ordinario. La fortaleza, una mezcla armoniosa de naturaleza y fortificación, estaba llena del tranquilo bullicio de caballeros y escuderos.

Aisha: (asombrado) "Este lugar... es como entrar en una leyenda".

Diego: "Efectivamente. Cada piedra aquí debe tener una historia que contar."

El Caballero Comandante, sintiendo su intriga, comenzó a guiarlos por los sinuosos senderos de la fortaleza.

Caballero comandante: "Nuestra orden ha sido los guardianes silenciosos de estas tierras durante siglos. Somos el escudo contra la oscuridad, los guardianes del equilibrio".

Mientras caminaban, pasaron por campos de entrenamiento donde los caballeros entrenaban con una fluidez que hablaba de años de práctica disciplinada, y jardines donde otros meditaban en serena contemplación.

Diego: "Su orden parece ser más que solo guerreros".

Caballero comandante: "La verdadera fuerza, Diego, proviene de la armonía del cuerpo, la mente y el espíritu. Entrenamos tan duro en las artes de la paz como en la guerra".

Luego fueron conducidos al salón del Gran Maestre, una figura venerable cuya presencia era a la vez imponente y reconfortante. Los saludó con una sonrisa cálida pero mesurada.

Gran Maestro: "Diego, Aisha, vuestro coraje no ha pasado desapercibido. Habéis demostrado cualidades que valoramos en nuestra orden".

Aisha: "Nos sentimos honrados, Gran Maestro. Buscamos comprender y, si es posible, ayudar en su causa".

Gran Maestro: "Entonces que comience tu viaje con nosotros. Tenemos mucho que enseñarte y quizás mucho que aprender de ti también".

Durante los días siguientes, Diego y Aisha se sumergieron en los caminos de los Caballeros del Fénix Plateado. Se entrenaron en el arte de la espada, aprendieron las sutiles tácticas del espionaje y conocieron la antigua tradición que se había transmitido de generación en generación.

Una tarde, mientras el sol se ponía sobre las murallas, Diego y Aisha se encontraron en un balcón con vistas al extenso paisaje.

Diego: "Es un mundo como ningún otro que hayamos conocido. Aquí, cada día es una lección de fuerza y ​​sabiduría".

Aisha: "Sí, y siento que estamos apenas al comienzo de nuestro camino".

A lo lejos sonó una bocina que anunciaba la llegada de un mensajero. El Knight Commander se acercó a ellos con sensación de urgencia.

Caballero comandante: “Una situación exige nuestra atención. Un pueblo cercano ha enviado una llamada de socorro”.

Diego y Aisha intercambiaron miradas decididas, listas para enfrentar cualquier desafío que les esperaba. Mientras se ponían la armadura, con el emblema del fénix brillando en el crepúsculo, supieron que su viaje había dado un giro fundamental.

Sigue a Diego en sus Aventuras

Lovers of Teruel

Diego de Marcilla

Soy Diego de Marcilla, un noble de Teruel cuya leyenda y aventuras se extienden más allá de los confines del tiempo. Como protagonista y narrador de La Aventuras de Diego de Marcilla, Tejo cuentos que reflejan el espíritu vibrante y tumultuoso del siglo XII, el mundo que una vez llamé hogar. Aunque están arraigadas en las realidades de mi época, estas historias combinan verdad y ficción, dando vida al romance, la intriga y la caballerosidad que definieron mis días. Aquí, dentro de estas páginas, te invito a unirte a mí en un viaje a través de un mundo donde la historia y la imaginación se entrelazan, donde la aventura espera a cada paso y donde mi saga revela la pasión, la traición y el valor que marcaron mi vida.

Leer más

Háganos saber lo que piensa sobre este capítulo y comparta sus ideas en la sección de comentarios a continuación. Diego está esperando tus comentarios.

Orden de los capítulos

Comente